En 2002 surgió Ediciones Abran Cancha, un emprendimiento creado por Adela Basch que promueve la lectura y la escritura mediante talleres y visitas a colegios, sin limitarse únicamente a los canales tradicionales de distribución. El objetivo inicial fue incluir en el mercado infantil una oferta que contemplara los géneros literarios que no estaban siendo abordados, como el teatro, la poesía, el humor y la narración oral, y también otros soportes alternativos para los contenidos, como los CD. Con el correr del tiempo, el fondo editorial se fue ampliando con nuevas propuestas y estéticas, siempre orientadas a generar prácticas de lectura activas.
En Abran Cancha apostamos a la lectura como un acto cotidiano de construcción de miradas diversas, siempre dispuestas al diálogo y a la apertura de sentido. Y apostamos, sobre todo, a que la palabra sea dicha –a veces en el silencio y otras veces en el ruido–, sea dicha y alegría; a que la palabra se diga y se rediga por los dichosos que se animen a escribirla y a leerla. Por eso nuestros libros asumen el riesgo de ser los intermediarios entre la poesía y los recitadores, entre el teatro y los actores, entre el humor y los reidores: entre la literatura y los estimadísimos lectores.
Que la palabra sea dicha